5 museos de automoción imprescindibles en España

Museo de Historia de la Automoción, Salamanca

Cuando en el año 2002, SSMM los Reyes de España inauguraban el «MHAS«, el objetivo desde sus instalaciones de más de 4.200 metros cuadrados, era mostrar a sus visitantes la evolución experimentada por la automoción desde los comienzos de los vehículos a motor hasta la actualidad.

En un espacio dividido en tres plantas, tendrás la suerte de verte inmerso en un ambiente tranquilo en el que poder observar con calma piezas de suma belleza como un Hispano Suiza 30/40 hp de 1910 en estado original que es considerado el primer automóvil de España declarado Bien de Interés Cultural o piezas de las prestigiosas marcas Rolls Royce, Hispano Suiza, Pegaso, Jaguar, BMW, Cadillac, MG y Mercedes-Benz pasando por otras más populares y conocidas como Ford, Buick, Citroen, SEAT y Fiat.

También podrás ver algunos modelos de motocicletas con una pequeña representación de las marcas Bultaco, Honda, Lube, Derbi, Ducati, Montesa y Norton.

La entrada es gratuita para los niños menores de 5 años y el museo ofrece además visitas guiadas, actividades didácticas destinadas a centros escolares y dispone de materiales educativos para que los más pequeños disfruten al máximo de la experiencia.

Museo Torre de Loizaga (Vizcaya)

El castillo de Concejuelo del siglo XIV ubicado en la localidad vizcaína de Galdames, a unos 20 km de Bilbao, esconde en su interior una excepcional colección de automóviles clásicos y antiguos.

Sin duda la colección es especial, pero lo más reseñable es una colección de modelos de la marca Rolls-Royce única en Europa y una de las mejores del mundo, puesto que cuenta con 43 modelos de la lujosa marca británica, fabricados entre 1910 y 1998, ésta condición lo convierte de hecho en una visita obligada para cualquier amante del motor en nuestro país.

El empresario Miguel de la Vía fue el encargado de restaurar la Torre de Loizaga en 1985, una construcción que data del siglo XIVy que pertenecía a la familia Ochoa García de Loyzaga y convertirla en el Museo Torre de Loizaga.

Tras la rehabilitación De la Vía comenzó a construir su colección privada de coches que hoy tenemos el privilegio de disfrutar, adentrarse en los muros de su castillo y conocer la historia del automóvil a lo largo de sus seis estancias con una selección que cuenta con 75 vehículos en perfecto estado  de conservación, desde el primer vehículo fabricado en serie (Ford T) hasta deportivos clásicos (Ferrari Testarrosa o Lamborghini Countach) y clásicos de los años 30 (Hispano-Suiza, Isotta o Bentley) es una experiencia llena de matices y detalles que deberemos pararnos a apreciar.

Una de la las joyas más preciadas de la colección es el exclusivo Rolls-Royce Phantom IV, del que solamente se fabricaron 18 unidades y que perteneció al Emir de Kuwait. Los 17 restantes se vendieron a reyes y jefes de estado y 3 de ellos fueron adquiridos por el dictador Francisco Franco. En la actualidad, son utilizados por la Casa Real española para ocasiones especiales.

Podrás revivir el lujo y la ostentación de épocas pasadas, siendo la entrada para menores de 12 años totalmente gratuita.

Museo Automovilístico de Málaga

Ubicado en el emblemático Edificio de La Tabacalera, el «MAM» presenta glamour en un espacio que aúna arte, entretenimiento, automovilismo y moda distribuído a lo largo de 6.000 metros cuadrados.

El histórico edificio acoge una de las colecciones más importantes de coches antiguos de Europa, con casi un centenar de exclusivos vehículos acompañados de más de 200 piezas de alta costura e instalaciones con muesstras de arte contemporáneo. Los automóviles se distribuyen a lo largo de diez espacios en función de sus características y período histórico al que pertenecen: “Energías Alternativas”, “Belle Époque” -hasta 1914-, “Años 20”, “Art Déco”, “La Dolce Vita”, “Excentricidad”, “Coches de Ensueño”, “Coches Populares”, “Tradición Inglesa” y “Tuning”.

Además, cuentan con un “EcoMuseo” a través del cual se organizan excursiones y talleres dirigidos a niños con el objetivo de promover hábitos y conductas respetuosas con el medio ambiente.

En el espacio denominado ‘Energías Alternativas’ encontraremos vehículos como el automóvil de vapor de Stanley (1910) o el Milburn Electric (1916), que fue el primer coche eléctrico en conseguir alcanzar la velocidad de 100 km/h.

La presencia de joyas en el más amplio sentido de la palabra, convierten este museo en el ideal para personas con diferentes inquietudes que además quieran ver cómo el automóvil se entrelaza con el ámbito socioeconómico de la sociedad desde el siglo XX.

La entrada se rige por dos tarifas y su página web no muestra reseña sobre la entrada a menores.

Museo Fundación RACE

No nos podemos olvidar de un espacio ubicado en el propio Circuito del Jarama, a las afueras de Madrid, el Museo Fundación RACE cuenta con una selecta colección de vehículos entre los que destacan un Delahaye de 1899, un Mercedes Simplex de 1904 o un Delaunay & Belleville de 1908.

Cabe destacar que la ubicación de éste espacio del motor es por sí misma merecedora de una visita puesto que es un trazado diseñado por John Hugenholtz y construido en el año 1967 en una zona árida de matorrales que hoy se ha comido la localidad de San Sebastián de los Reyes. El Jarama acogió su última carrera de Fórmula 1 en 1981, para la siguiente temporada sería el Circuito de Jerez el encargado de albergar la prueba. pero desde 1969 a 1975, el Circuito de Montjuïc entró en escena y se alternó con el Jarama en la organización del mundial de Fórmula 1. A partir de 1975, año en el que un grave accidente puso fin bruscamente a la viabilidad del circuito urbano barcelonés en la F-1, el Jarama recibió todo el protagonismo y fue, entre 1976 y 1981, la sede permanente del Gran Premio de España de Fórmula 1. La última carrera de la máxima especialidad en éste mítico emplazamiento tuvo lugar el 21 de junio de 1981, cuando se consideró demasiado limitada para las carreras modernas, pero hoy en día continúa empleándose para diversos eventos desde ser parte de los tramos del Rally de la Comunidad de Madrid hasta el imperdible evento «Jarama Classic».

Debido a que la Colección es privada, se muestra con guía, la duración aproximada de la visita es de una hora y media y solo serán posibles las visitas de grupos con un mínimo de 10 personas.

Pero la fundación cuenta además con una rica biblioteca con más de 4.000 volúmenes dedicados al automóvil, perfectamente categorizados y que conforman la que probablemente sea la biblioteca más extensa dedicada al motor de nuestro país con acceso público.

Abierto de lunes a viernes de 10:00 a 14:00, salvo cierre en agosto, es importante que la entrada es gratuita.

Museo de Fernando Alonso, Llanera (Asturias)

Fernando Alonso se ha convertido en todo un referente en la historia del automovilismo de velocidad español, tras conseguir alzarse hasta en dos ocasiones en el Campeonato Mundial de Pilotos de Fórmula 1.

Museo de Fernando Alonso en Llanera es de visita obligada. Su colección está compuesta por más de 270 piezas únicas, incluyendo todos los coches con los que el piloto asturiano ha competido desde que se subió por primera vez y con tan sólo 3 años a un monoplaza fabricado por su padre, hasta la actualidad.

Cascos, monos, botas y una colección de trofeos completan la espectacular muestra que al menos en nuestra opinión es muy curiosa puesto que se pueden observar los trofeos y cascos que habitualmente se ven de forma fugaz con todo tipo de detalle.

Además, homologado para albergar competiciones internacionales al más alto nivel y diseñado por el propio Fernando Alonso, el circuito de karts reúne las curvas favoritas del bicampeón del mundo de Fórmula 1; las eses de Suzuka, la chicane de Parma, la última curva de Valencia y la primera del Jarama, convirtiéndolo así en uno de los mejores circuitos de karts de Europa según algunos de los pilotos que lo han probado ya que se puede rodar en él con el equipo de tu propiedad.

El trazado cuenta con una cuerda variable entre 1.400 y 1.800 metros y puede dividirse en tres circuitos secundarios de 721m., 637m., y 372m. facilitando así los entrenamientos.

El museo abre sus puertas de lunes a domingo, incluyendo festivos, y la entrada general para adultos es de 15€ y de 10€ para niños de entre 4-12 años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies